Members: 0 member(s)

Shares ?

2

Clicks ?

0

Viral Lift ?

0%

Psiquiatría 2,170 views Mar 06, 2018
Depresión

La depresión tiene una etiología compleja, sin embargo, sabemos que cambios de humor asociados a eventos adversos vitales, pueden evolucionar al punto de llegar a configurar un episodio depresivo. Algunos autores los proponen mecanismos proximales o situaciones específicas detonantes, algunas de ellas pueden ser: infección, enfermedades crónicas, estrés sostenido, experiencias traumáticas, dolor físico, eventos postparto, temporada del año, enfermedades somáticas, duelo.

Una situación que todos los seres humanos experimentamos a lo largo de nuestra vida es la vivencia de pérdidas significativas, esta suele resolverse y superarse, sin embargo, en ocasiones pueden complicarse y configurar lo que algunos autores denominan duelos no resueltos.

En el caso de muerte de la pareja un estudio revela que el 42% de individuos cumplieron criterios para el Dx de depresión clínica al mes de la pérdida. Después de un año el porcentaje de personas con diagnóstico de depresión fue de 16%. Se estima que entre el 10-20% de personas que pierden a un ser querido desarrollan depresión clínica. La severidad del cuadro depende de la presencia de otros factores relacionados como pobre red de apoyo, historia personal de depresión, características de personalidad, etc.

Los síntomas de duelos complicados incluyen tristeza, pensamientos persistentes relacionados con la pérdida, dolor y dificultad para vislumbrar un futuro con propósito y significado. En casos severos, estos síntomas se intensifican llegando tener un impacto negativo en el área social y laboral de los afectados.

En la presencia de un duelo patológico, se puede desarrollar un cuadro depresivo, e incluso otros problemas de salud. Autores sostienen que si se tienen en cuenta variables como edad avanzada, e historia de síntomas depresivos, los afectados pueden presentar palpitaciones, problemas digestivos, pérdida de peso, trastornos del sueño, pobre adherencia al tratamiento, e incluso, a mediano y largo plazo, se habla de una disminución en la expectativa de vida y desarrollo o complicación de condiciones cardiacas.

El duelo no resuelto, es una condición severa que puede tener un impacto negativo en la salud de quien la padece. Es necesario, al enfrentarse a esta situación, evaluar la posible presencia de sintomatología depresiva y otras comorbilidades. Estudios han demostrado, que el tratamiento combinado (medicamentos + psicoterapia) mejora la condición, proporcionando la posibilidad de resolución del duelo, mejoría de posibles síntomas depresivos, e incluso, atenuar o prevenir la aparición de otras comorbilidades.

 

-  Texto proporcionado por la Mtra. Sandra Caicedo Agudelo, candidata a Dra. en Ciencias de la salud, Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz.

 

Fuente.

G. Robbins-Welty et al. Medical comorbidity in complicated grief: Results from the HEAL collaborative trial / Journal of Psychiatric Research 96 (2018) 94e99

Link:

https://doc-0k-74-apps-viewer.googleusercontent.com/viewer/secure/pdf/68ae78ka825glk3as87j31suq34dep2f/fr2qc6kvtaqg1r4493qc3jda7piccni5/1510283775000/gmail/06667279557858434541/ACFrOgD7Gx9ZvJD2RMjz-iRGLq0bW_uttVpK2vJLhnfKKbRtkRe6t6tB_kjI4yvmWPDPCQpzfjCukuhZkgp5s5xuFgSLVq5h1ftPv7sqSqrT64TzR_FS4ZLp-aFsVSk=?print=true