View By Date

Tags

  • 08 Sep 2019
    Existe una considerable variabilidad en la gravedad del trastorno bipolar, por ejemplo, en términos de la frecuencia de los episodios de pacientes hospitalizados. La progresión a largo plazo también difiere, siendo conocido que algunos pacientes se sensibilizan con intervalos saludables progresivamente más cortos. Poco se sabe sobre la proporción de pacientes sensibilizados, sus características clínicas y sus bases biológicas. El estudio citado analiza la progresión a largo plazo del trastorno bipolar en relación con las características clínicas (N = 3074), biomarcadores séricos (N = 745) y variantes genéticas (N = 1401) en una cohorte de pacientes con trastorno bipolar en Suecia. Los investigadores aprovecharon el Registro Nacional de Pacientes, que proporciona datos confiables sobre 35,973 episodios de atención de pacientes psiquiátricos en Suecia desde 1973. Encontraron, primero, que un tercio de los pacientes del grupo de cohortes cumplió con un máximo de un episodio de hospitalización por año, mientras que los dos tercios restantes tenían más de un episodio por año. Estos grupos no diferían con respecto a las características clínicas o biomarcadores. En segundo lugar, entre los pacientes con al menos cinco episodios de hospitalización (definidos como gravemente enfermos), se encontró un grupo con ciclos progresivamente más cortos (una quinta parte de la cohorte total, N = 550). En comparación con aquellos con una trayectoria estable de recuperación, estos pacientes presentaron un funcionamiento más bajo, más tratamientos con antidepresivos, así como niveles séricos reducidos de marcadores inflamatorios. En tercer lugar, la sensibilización se asoció con una variante genética común cerca del gen del canal de calcio CACNA2D3 con un significado genómico amplio. Estos resultados sugieren el potencial para la investigación traslacional dirigida a acciones preventivas. Smedler E et al. Genes, biomarkers, and clinical features associated with the course of bipolar disorder. Eur Neuropsychopharmacol. 2019 Aug 1. pii: S0924-977X(19)30429-8. doi: 10.1016/j.euroneuro.2019.07.132. [Epub ahead of print]  Curso del Trastorno bipolar. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0924977X19304298?via%3Dihub  
    127 Posted by APM NET .
  • Existe una considerable variabilidad en la gravedad del trastorno bipolar, por ejemplo, en términos de la frecuencia de los episodios de pacientes hospitalizados. La progresión a largo plazo también difiere, siendo conocido que algunos pacientes se sensibilizan con intervalos saludables progresivamente más cortos. Poco se sabe sobre la proporción de pacientes sensibilizados, sus características clínicas y sus bases biológicas. El estudio citado analiza la progresión a largo plazo del trastorno bipolar en relación con las características clínicas (N = 3074), biomarcadores séricos (N = 745) y variantes genéticas (N = 1401) en una cohorte de pacientes con trastorno bipolar en Suecia. Los investigadores aprovecharon el Registro Nacional de Pacientes, que proporciona datos confiables sobre 35,973 episodios de atención de pacientes psiquiátricos en Suecia desde 1973. Encontraron, primero, que un tercio de los pacientes del grupo de cohortes cumplió con un máximo de un episodio de hospitalización por año, mientras que los dos tercios restantes tenían más de un episodio por año. Estos grupos no diferían con respecto a las características clínicas o biomarcadores. En segundo lugar, entre los pacientes con al menos cinco episodios de hospitalización (definidos como gravemente enfermos), se encontró un grupo con ciclos progresivamente más cortos (una quinta parte de la cohorte total, N = 550). En comparación con aquellos con una trayectoria estable de recuperación, estos pacientes presentaron un funcionamiento más bajo, más tratamientos con antidepresivos, así como niveles séricos reducidos de marcadores inflamatorios. En tercer lugar, la sensibilización se asoció con una variante genética común cerca del gen del canal de calcio CACNA2D3 con un significado genómico amplio. Estos resultados sugieren el potencial para la investigación traslacional dirigida a acciones preventivas. Smedler E et al. Genes, biomarkers, and clinical features associated with the course of bipolar disorder. Eur Neuropsychopharmacol. 2019 Aug 1. pii: S0924-977X(19)30429-8. doi: 10.1016/j.euroneuro.2019.07.132. [Epub ahead of print]  Curso del Trastorno bipolar. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0924977X19304298?via%3Dihub  
    Sep 08, 2019 127
  • 02 Sep 2019
    Aunque la depresión se asocia con cambios en el eje hipotalámico-hipofisario-tiroideo, su relación con el hipotiroidismo subclínico (HSC) es controvertida. Hasta la fecha, hay escasos datos sobre la mejoría de síntomas depresivos a través del tratamiento con levotiroxina entre las personas con HSC coexistente. El meta-análisis citado estudia esta asociación, incluyendo: 1) la prevalencia de depresión en HSC (con un sub-análisis de la cohorte geriátrica), 2) el nivel de hormona estimulante de la tiroides (TSH) entre pacientes con depresión y 3) el efecto de la terapia con levotiroxina en pacientes con HSC y depresión coexistente. En un análisis agrupado de 12,315 individuos, aquellos con HSC tenían mayor riesgo de depresión que los controles eutiroideos (riesgo relativo 2.35, intervalos de confianza [IC] del 95%, 1.84 a 3.02; p <0.001). La cohorte geriátrica con HSC tuvo un riesgo 1.7 veces mayor de depresión en comparación con los controles sanos (odds ratio 1.72, IC, 1.10 a 2.70; p = 0.020). No hubo diferencia en el nivel medio de TSH entre individuos con depresión y controles sanos (2.30 ± 1.18 vs. 2.13 ± 0.72 mUI / L, p = 0.513). En individuos con HSC y depresión coexistente, la terapia con levotiroxina no se asoció con una mejoría en la puntuación del Inventario de Depresión de Beck, ni la Escala de Calificación de Depresión de Hamilton. Los autores concluyen que el HSC tiene un impacto negativo en la depresión. La detección temprana y rutinaria de la depresión es esencial para prevenir la morbilidad y la mortalidad. Sin embargo, el uso de levotiroxina entre pacientes con HSC y depresión coexistente debe ser individualizado.   Loh HH et al. BMC Psychiatry. 2019 Jan 8;19(1):12. doi: 10.1186/s12888-018-2006-2. Hipotiroidismo subclínico y depresión. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6325749/  
    230 Posted by APM NET .
  • Aunque la depresión se asocia con cambios en el eje hipotalámico-hipofisario-tiroideo, su relación con el hipotiroidismo subclínico (HSC) es controvertida. Hasta la fecha, hay escasos datos sobre la mejoría de síntomas depresivos a través del tratamiento con levotiroxina entre las personas con HSC coexistente. El meta-análisis citado estudia esta asociación, incluyendo: 1) la prevalencia de depresión en HSC (con un sub-análisis de la cohorte geriátrica), 2) el nivel de hormona estimulante de la tiroides (TSH) entre pacientes con depresión y 3) el efecto de la terapia con levotiroxina en pacientes con HSC y depresión coexistente. En un análisis agrupado de 12,315 individuos, aquellos con HSC tenían mayor riesgo de depresión que los controles eutiroideos (riesgo relativo 2.35, intervalos de confianza [IC] del 95%, 1.84 a 3.02; p <0.001). La cohorte geriátrica con HSC tuvo un riesgo 1.7 veces mayor de depresión en comparación con los controles sanos (odds ratio 1.72, IC, 1.10 a 2.70; p = 0.020). No hubo diferencia en el nivel medio de TSH entre individuos con depresión y controles sanos (2.30 ± 1.18 vs. 2.13 ± 0.72 mUI / L, p = 0.513). En individuos con HSC y depresión coexistente, la terapia con levotiroxina no se asoció con una mejoría en la puntuación del Inventario de Depresión de Beck, ni la Escala de Calificación de Depresión de Hamilton. Los autores concluyen que el HSC tiene un impacto negativo en la depresión. La detección temprana y rutinaria de la depresión es esencial para prevenir la morbilidad y la mortalidad. Sin embargo, el uso de levotiroxina entre pacientes con HSC y depresión coexistente debe ser individualizado.   Loh HH et al. BMC Psychiatry. 2019 Jan 8;19(1):12. doi: 10.1186/s12888-018-2006-2. Hipotiroidismo subclínico y depresión. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6325749/  
    Sep 02, 2019 230
  • 02 Sep 2019
    El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) y el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) son dos de las enfermedades neuropsiquiátricas más comunes en las poblaciones pediátricas. La alta comorbilidad del TDAH y el TOC entre sí, especialmente en edad pediátrica, está bien descrita. El TOC y el TDAH a menudo siguen un curso crónico con tasas persistentes de al menos 40-50%. Los estudios familiares mostraron una alta heredabilidad en ambas condiciones, y algunos hallazgos genéticos mostraron variantes similares para ambos trastornos en los mismos mecanismos patogénicos, mientras que otros hallazgos genéticos pueden diferenciar entre el TDAH y el TOC. Los estudios neuropsicológicos y de neuroimagen sugieren que funciones ejecutivas parcialmente similares se ven afectadas en ambos trastornos. Los déficits en las redes cerebrales correspondientes pueden ser responsables de los síntomas perseverantes y compulsivos en el TOC, pero también de los síntomas desinhibidos e impulsivos que caracterizan el TDAH. El artículo citado revisa la literatura actual sobre neuroimagen, circuitos neurobioquímicos, hallazgos neuropsicológicos y genéticos considerando las similitudes y diferencias entre el TOC y el TDAH.   Brem S et al. Atten Defic Hyperact Disord. 2014 Sep;6(3):175-202. doi: 10.1007/s12402-014-0146-x. Epub 2014 Jul 14. Nexo neurobiológico entre TOC y TDAH. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4148591/
    421 Posted by APM NET .
  • El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) y el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) son dos de las enfermedades neuropsiquiátricas más comunes en las poblaciones pediátricas. La alta comorbilidad del TDAH y el TOC entre sí, especialmente en edad pediátrica, está bien descrita. El TOC y el TDAH a menudo siguen un curso crónico con tasas persistentes de al menos 40-50%. Los estudios familiares mostraron una alta heredabilidad en ambas condiciones, y algunos hallazgos genéticos mostraron variantes similares para ambos trastornos en los mismos mecanismos patogénicos, mientras que otros hallazgos genéticos pueden diferenciar entre el TDAH y el TOC. Los estudios neuropsicológicos y de neuroimagen sugieren que funciones ejecutivas parcialmente similares se ven afectadas en ambos trastornos. Los déficits en las redes cerebrales correspondientes pueden ser responsables de los síntomas perseverantes y compulsivos en el TOC, pero también de los síntomas desinhibidos e impulsivos que caracterizan el TDAH. El artículo citado revisa la literatura actual sobre neuroimagen, circuitos neurobioquímicos, hallazgos neuropsicológicos y genéticos considerando las similitudes y diferencias entre el TOC y el TDAH.   Brem S et al. Atten Defic Hyperact Disord. 2014 Sep;6(3):175-202. doi: 10.1007/s12402-014-0146-x. Epub 2014 Jul 14. Nexo neurobiológico entre TOC y TDAH. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4148591/
    Sep 02, 2019 421
  • 27 Aug 2019
    Aunque existe una fuerte evidencia de la efectividad de la terapia cognitivo conductual enfocada al trauma (TCC-ET) para los jóvenes expuestos a los mismos, todavía hay pacientes que continúan luchando con síntomas de estrés postraumático (SEPT) después del tratamiento. Investigar las trayectorias del tratamiento y los predictores de cambio en los síntomas puede aumentar la comprensión de los factores asociados con la falta de respuesta. Una muestra consistente en 155 jóvenes (edad M = 13.9 años, DE = 2.8, 72.3% niñas) que recibieron TCC-ET, se determinó para examinar si se podían identificar diferentes trayectorias de tratamiento, estimándose modelos de mezcla de crecimiento con efectos lineales del tiempo en base a las puntuaciones de una escala clínica de TEPT (CAPS-CA) en el pre/pos-tratamiento y el seguimiento. También se exploró si el género, la edad, el tipo de trauma, la depresión y ansiedad comórbidas y las cogniciones postraumáticas se asociaron con la respuesta al tratamiento. Se encontró que las trayectorias de los participantes podrían estar mejor representadas por 2 clases latentes; no respondedores (21% de la muestra) y respondedores (79% de la muestra). El grupo sin respuesta se caracterizó por un mayor nivel de SEPT previo al tratamiento y una mejora más lenta en los SEPT en comparación con el grupo de respuesta. El género fue el único predictor significativo, donde las niñas tenían más probabilidades de ser asignadas al grupo sin respuesta. CONCLUSIONES Los resultados indican que los médicos deben ser conscientes de que las niñas y los jóvenes con altos niveles de SEPI pre-tratamiento pueden estar en riesgo de no responder. Los resultados respaldan hallazgos previos que muestran que la TCC-ET es adecuada en diferentes grupos de edad y puede ser un tratamiento efectivo para jóvenes con una variedad de experiencias traumáticas y síntomas comórbidos adicionales.   Lindebø Knutsen M et al. Psychol Trauma. 2019 Jul 25. doi: 10.1037/tra0000482. [Epub ahead of print] Predictores en jóvenes recibiendo terapia enfocada al trauma. https://psycnet.apa.org/doiLanding?doi=10.1037%2Ftra0000482
    71 Posted by APM NET .
  • Aunque existe una fuerte evidencia de la efectividad de la terapia cognitivo conductual enfocada al trauma (TCC-ET) para los jóvenes expuestos a los mismos, todavía hay pacientes que continúan luchando con síntomas de estrés postraumático (SEPT) después del tratamiento. Investigar las trayectorias del tratamiento y los predictores de cambio en los síntomas puede aumentar la comprensión de los factores asociados con la falta de respuesta. Una muestra consistente en 155 jóvenes (edad M = 13.9 años, DE = 2.8, 72.3% niñas) que recibieron TCC-ET, se determinó para examinar si se podían identificar diferentes trayectorias de tratamiento, estimándose modelos de mezcla de crecimiento con efectos lineales del tiempo en base a las puntuaciones de una escala clínica de TEPT (CAPS-CA) en el pre/pos-tratamiento y el seguimiento. También se exploró si el género, la edad, el tipo de trauma, la depresión y ansiedad comórbidas y las cogniciones postraumáticas se asociaron con la respuesta al tratamiento. Se encontró que las trayectorias de los participantes podrían estar mejor representadas por 2 clases latentes; no respondedores (21% de la muestra) y respondedores (79% de la muestra). El grupo sin respuesta se caracterizó por un mayor nivel de SEPT previo al tratamiento y una mejora más lenta en los SEPT en comparación con el grupo de respuesta. El género fue el único predictor significativo, donde las niñas tenían más probabilidades de ser asignadas al grupo sin respuesta. CONCLUSIONES Los resultados indican que los médicos deben ser conscientes de que las niñas y los jóvenes con altos niveles de SEPI pre-tratamiento pueden estar en riesgo de no responder. Los resultados respaldan hallazgos previos que muestran que la TCC-ET es adecuada en diferentes grupos de edad y puede ser un tratamiento efectivo para jóvenes con una variedad de experiencias traumáticas y síntomas comórbidos adicionales.   Lindebø Knutsen M et al. Psychol Trauma. 2019 Jul 25. doi: 10.1037/tra0000482. [Epub ahead of print] Predictores en jóvenes recibiendo terapia enfocada al trauma. https://psycnet.apa.org/doiLanding?doi=10.1037%2Ftra0000482
    Aug 27, 2019 71
  • 25 Aug 2019
    Un examen de la literatura que nos diga lo que piensan y sienten las personas con discapacidad intelectual (DI) sobre sus vidas sexuales puede permitir que las familias y los profesionales ofrezcan un enfoque más centrado en la persona para la educación y el apoyo. Valorar las voces de muchos individuos a través de varios estudios puede proporcionar evidencia más convincente sobre las experiencias de los mismos, convirtiéndolas un solo en un coro. Justo el propósito del artículo que se cita aquí es describir los resultados de una meta-síntesis de estudios cualitativos que destacan las voces de los pacientes con DI respecto a las relaciones y la sexualidad. Combinando los resultados de 16 estudios cualitativos, 271 participantes con discapacidad intelectual fueron entrevistados individualmente o en grupos focales sobre sus sentimientos y experiencias con respecto a las relaciones íntimas. Los estudios se llevaron a cabo en toda Europa, en Australia, China y en los Estados Unidos. Un poco más de la mitad de los participantes eran hombres; las edades oscilaron entre los 13 y los 89 años. Los resultados revelaron dos temas en competencia, el control y el deseo. Los participantes en todos los estudios deseaban amistades y relaciones interpersonales cercanas, incluso si las políticas, personal de programas de salud a los que pertenecían, e incluso miembros de la familia, no les permitieran desarrollar estas interacciones. Black RS, Kammes RR. Intellect Dev Disabil. 2019 Jun;57(3):212-233. doi: 10.1352/1934-9556-57.3.212. Hablando de intimidad en Discapacidad Intelectual. https://aaiddjournals.org/doi/10.1352/1934-9556-57.3.212?url_ver=Z39.88-2003&rfr_id=ori:rid:crossref.org&rfr_dat=cr_pub%3dpubmed
    166 Posted by APM NET .
  • Un examen de la literatura que nos diga lo que piensan y sienten las personas con discapacidad intelectual (DI) sobre sus vidas sexuales puede permitir que las familias y los profesionales ofrezcan un enfoque más centrado en la persona para la educación y el apoyo. Valorar las voces de muchos individuos a través de varios estudios puede proporcionar evidencia más convincente sobre las experiencias de los mismos, convirtiéndolas un solo en un coro. Justo el propósito del artículo que se cita aquí es describir los resultados de una meta-síntesis de estudios cualitativos que destacan las voces de los pacientes con DI respecto a las relaciones y la sexualidad. Combinando los resultados de 16 estudios cualitativos, 271 participantes con discapacidad intelectual fueron entrevistados individualmente o en grupos focales sobre sus sentimientos y experiencias con respecto a las relaciones íntimas. Los estudios se llevaron a cabo en toda Europa, en Australia, China y en los Estados Unidos. Un poco más de la mitad de los participantes eran hombres; las edades oscilaron entre los 13 y los 89 años. Los resultados revelaron dos temas en competencia, el control y el deseo. Los participantes en todos los estudios deseaban amistades y relaciones interpersonales cercanas, incluso si las políticas, personal de programas de salud a los que pertenecían, e incluso miembros de la familia, no les permitieran desarrollar estas interacciones. Black RS, Kammes RR. Intellect Dev Disabil. 2019 Jun;57(3):212-233. doi: 10.1352/1934-9556-57.3.212. Hablando de intimidad en Discapacidad Intelectual. https://aaiddjournals.org/doi/10.1352/1934-9556-57.3.212?url_ver=Z39.88-2003&rfr_id=ori:rid:crossref.org&rfr_dat=cr_pub%3dpubmed
    Aug 25, 2019 166
  • 18 Aug 2019
    Dados los hallazgos recientes con respecto al aumento mundial en el consumo de cannabis, se necesita una mejor comprensión de los factores asociados con su consumo. La mayoría de los estudios se han centrado en los factores que predicen el inicio del consumo de cannabis, pero se sabe menos acerca de los factores asociados con el cese. La investigación citada es un estudio de cohorte retrospectivo de 6467 consumidores de cannabis actuales o anteriores de 15 a 46 años (edad promedio 22.5, SD = 4.8). Los datos fueron recolectados a través de una encuesta en línea anunciada en redes sociales. Todos los participantes analizados habían consumido cannabis durante al menos tres años. Aproximadamente el 16,3% (n = 1055) de la población de la muestra no había entrado en contacto con la sustancia en los 12 meses previos y se clasificaron como consumo remitido; todos los demás (83.7%, n = 5412) informaron al menos un uso mensual. El cese pudo predecirse a partir de factores como la edad actual, ser mujer, no inmigrante, menor búsqueda de experiencias sensoriales, uso de tratamiento psicológico, mayor consumo de cannabis en la juventud y una primera experiencia negativa con el cannabis. Un factor predictivo adicional fue el incremento en la frecuencia del consumo en los primeros tres años de su uso, lo que indica que las trayectorias del consumo de cannabis se podrían establecer desde el principio y podrían utilizarse para identificar grupos de riesgo con la intención de establecer medidas preventivas tempranas. Seidel AK et al. Psychiatry Res. 2019 Jul 2;279:40-46. doi: 10.1016/j.psychres.2019.07.003. [Epub ahead of print] Cesar el consumo de cannabis. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0165178119307590?via%3Dihub
    184 Posted by APM NET .
  • Dados los hallazgos recientes con respecto al aumento mundial en el consumo de cannabis, se necesita una mejor comprensión de los factores asociados con su consumo. La mayoría de los estudios se han centrado en los factores que predicen el inicio del consumo de cannabis, pero se sabe menos acerca de los factores asociados con el cese. La investigación citada es un estudio de cohorte retrospectivo de 6467 consumidores de cannabis actuales o anteriores de 15 a 46 años (edad promedio 22.5, SD = 4.8). Los datos fueron recolectados a través de una encuesta en línea anunciada en redes sociales. Todos los participantes analizados habían consumido cannabis durante al menos tres años. Aproximadamente el 16,3% (n = 1055) de la población de la muestra no había entrado en contacto con la sustancia en los 12 meses previos y se clasificaron como consumo remitido; todos los demás (83.7%, n = 5412) informaron al menos un uso mensual. El cese pudo predecirse a partir de factores como la edad actual, ser mujer, no inmigrante, menor búsqueda de experiencias sensoriales, uso de tratamiento psicológico, mayor consumo de cannabis en la juventud y una primera experiencia negativa con el cannabis. Un factor predictivo adicional fue el incremento en la frecuencia del consumo en los primeros tres años de su uso, lo que indica que las trayectorias del consumo de cannabis se podrían establecer desde el principio y podrían utilizarse para identificar grupos de riesgo con la intención de establecer medidas preventivas tempranas. Seidel AK et al. Psychiatry Res. 2019 Jul 2;279:40-46. doi: 10.1016/j.psychres.2019.07.003. [Epub ahead of print] Cesar el consumo de cannabis. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0165178119307590?via%3Dihub
    Aug 18, 2019 184
  • 02 Mar 2018
    Dado que la individualización del tratamiento depende del tipo de síntomas que reporte el paciente (hecho que tendrá un impacto en la efectividad del mismo), se propone una revisión de estos tres nuevos antidepresivos con respecto a su perfil. Vortioxetina, mejorando el tono serotoninérgico, incrementa el funcionamiento cognitivo en TDM, con eficacia en las recurrencias; náusea es su EA más reportado. Levomilnacipram ER, con su mecanismo dual en Serotonina/Norepinefrina, mejora energía y motivación, y la náusea es también su EA más común. Vilazidona tiene un efecto agonista parcial serotoninérgico, por lo que mejora altos niveles de ansiedad; cefalea es su EA más reportado.   Fuente: Roger S McIntyre. Neuropsychiatric Disease and Treatment 2017:13. El rol de los nuevos antidepresivos en la práctica clínica en Canadá: una breve revisión de vortioxetina, levomilnacipram ER y vilazidona. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5716309/
    5587 Posted by APM NET .
  • Dado que la individualización del tratamiento depende del tipo de síntomas que reporte el paciente (hecho que tendrá un impacto en la efectividad del mismo), se propone una revisión de estos tres nuevos antidepresivos con respecto a su perfil. Vortioxetina, mejorando el tono serotoninérgico, incrementa el funcionamiento cognitivo en TDM, con eficacia en las recurrencias; náusea es su EA más reportado. Levomilnacipram ER, con su mecanismo dual en Serotonina/Norepinefrina, mejora energía y motivación, y la náusea es también su EA más común. Vilazidona tiene un efecto agonista parcial serotoninérgico, por lo que mejora altos niveles de ansiedad; cefalea es su EA más reportado.   Fuente: Roger S McIntyre. Neuropsychiatric Disease and Treatment 2017:13. El rol de los nuevos antidepresivos en la práctica clínica en Canadá: una breve revisión de vortioxetina, levomilnacipram ER y vilazidona. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5716309/
    Mar 02, 2018 5587
  • 28 Aug 2018
    La investigación previa ha documentado contribuciones hereditarias compartidas en la autolesión no suicida (ALNS) y la ideación suicida (IdS), así como en ALNS e intento de suicidio (InS). Además, la exposición al trauma ha estado implicada en el riesgo de ALNS y suicidio. Se necesita de estudios que puedan dar un punto de vista genético para determinar fuentes comunes de implicación en los tres tipos de pensamiento y conducta autodestructiva, con el fin de aclarar la naturaleza de sus asociaciones con las experiencias traumáticas. Este estudió procuró llevar a cabo justo esa tarea, y para ello reclutó dos cohortes de gemelos con un total de 9526 participantes. Los investigadores encontraron que las prevalencias de exposición al trauma de alto riesgo (TAR), ALNS, IdS y InS fueron 24.4, 5.6, 27.1 y 4.6%, respectivamente. Todos los fenotipos tenían una correlación moderada a alta. Las influencias genéticas sobre los pensamientos autodestructivos y el TAR fueron significativas y altamente correlacionadas entre hombres y mujeres. Las influencias ambientales únicas se correlacionaron modestamente en las mujeres, lo que sugiere que los traumatismos de alto riesgo pueden conferir cierto riesgo directo de pensamientos y conductas autolesivas entre las mujeres. Las personas que llevan a cabo ALNS corren un mayor riesgo de suicidio, y los factores hereditarios comunes contribuyen a estas asociaciones. La prevención de la exposición al trauma puede ayudar a mitigar el riesgo de autolesión y suicidio, ya sea directa o indirectamente, a través de alguna reducción en la implicación hacia el desarrollo de psicopatología de manera más amplia. Además, la selección de factores de vulnerabilidad preexistentes podría reducir significativamente el riesgo de conductas potencialmente mortales entre los que han experimentado un trauma.   Fuente: Richmond-Rakerd LS et al. Psychol Med. 2018 May 6:1-10. doi: 10.1017/S0033291718001034. [Epub ahead of print] Contribución genética y exposición al trauma en las autolesiones. https://www.cambridge.org/core/journals/psychological-medicine/article/common-genetic-contributions-to-highrisk-trauma-exposure-and-selfinjurious-thoughts-and-behaviors/9DF36ABC259BCB28BF2379541DFC7EDE  
    4663 Posted by APM NET .
  • La investigación previa ha documentado contribuciones hereditarias compartidas en la autolesión no suicida (ALNS) y la ideación suicida (IdS), así como en ALNS e intento de suicidio (InS). Además, la exposición al trauma ha estado implicada en el riesgo de ALNS y suicidio. Se necesita de estudios que puedan dar un punto de vista genético para determinar fuentes comunes de implicación en los tres tipos de pensamiento y conducta autodestructiva, con el fin de aclarar la naturaleza de sus asociaciones con las experiencias traumáticas. Este estudió procuró llevar a cabo justo esa tarea, y para ello reclutó dos cohortes de gemelos con un total de 9526 participantes. Los investigadores encontraron que las prevalencias de exposición al trauma de alto riesgo (TAR), ALNS, IdS y InS fueron 24.4, 5.6, 27.1 y 4.6%, respectivamente. Todos los fenotipos tenían una correlación moderada a alta. Las influencias genéticas sobre los pensamientos autodestructivos y el TAR fueron significativas y altamente correlacionadas entre hombres y mujeres. Las influencias ambientales únicas se correlacionaron modestamente en las mujeres, lo que sugiere que los traumatismos de alto riesgo pueden conferir cierto riesgo directo de pensamientos y conductas autolesivas entre las mujeres. Las personas que llevan a cabo ALNS corren un mayor riesgo de suicidio, y los factores hereditarios comunes contribuyen a estas asociaciones. La prevención de la exposición al trauma puede ayudar a mitigar el riesgo de autolesión y suicidio, ya sea directa o indirectamente, a través de alguna reducción en la implicación hacia el desarrollo de psicopatología de manera más amplia. Además, la selección de factores de vulnerabilidad preexistentes podría reducir significativamente el riesgo de conductas potencialmente mortales entre los que han experimentado un trauma.   Fuente: Richmond-Rakerd LS et al. Psychol Med. 2018 May 6:1-10. doi: 10.1017/S0033291718001034. [Epub ahead of print] Contribución genética y exposición al trauma en las autolesiones. https://www.cambridge.org/core/journals/psychological-medicine/article/common-genetic-contributions-to-highrisk-trauma-exposure-and-selfinjurious-thoughts-and-behaviors/9DF36ABC259BCB28BF2379541DFC7EDE  
    Aug 28, 2018 4663
  • 04 Jun 2019
    Es bien conocido que el Trastorno Depresivo Mayor se trata de una condición crónica, recurrente y progresiva, la cual incluye un espectro sintomático amplio, con alteraciones emocionales, cognitivas y físicas. La padecen alrededor de 350 millones de personas a nivel global, y se considera que será la principal causa de carga de morbilidad para el año 2030; por si fuera poco, es una enfermedad altamente comorbidad, pues hasta un 59% de los pacientes tendrán un trastorno de ansiedad asociado, y el 24% un trastorno por consumo de sustancias. El impacto de estos números va mucho más allá de lo estrictamente clínico, pues se estima que a pesar de los 38 millones de euros que se invierten en la UE para tratarla (costos directos), 1 de cada 10 empleados a faltado al trabajo por depresión, con un promedio de 36 días de ausencia por episodio, suscitando un costo a los empleadores de 54 millones de euros (37 millones en EUA y 7,5 millones en Australia). Algunos estudios demuestran que un incremento en la productividad en el trabajo puede compensar los costos de tratamiento de la depresión en un 45-98 %. Sin embargo, solo el 50% de los pacientes deprimidos recibe tratamiento, a lo que se suma que, con las intervenciones actuales, 1 de cada 2 de estos no responde bien al mismo, por lo que, a mediano y largo plazo, van a tener una menor calidad de vida, funcionalidad y productividad, con menor probabilidad de ser contratados, generando mayor costo en cuidados médicos y programas sociales. Ante este panorama se hace necesario invertir en la concientización pública, en la capacitación médica, en mejorar el acceso a los servicios de salud, así como la inversión en intervenciones tempranas, planteando como objetivos principales la optimización de la calidad de vida y el funcionamiento de los pacientes.   American Psychiatric Association. Diagnostic and Statistical Manual of Mental Health Disorders. Quinta edición. Washington, DC: American Psychiatric Association; 2013  
    3081 Posted by APM NET .
  • Es bien conocido que el Trastorno Depresivo Mayor se trata de una condición crónica, recurrente y progresiva, la cual incluye un espectro sintomático amplio, con alteraciones emocionales, cognitivas y físicas. La padecen alrededor de 350 millones de personas a nivel global, y se considera que será la principal causa de carga de morbilidad para el año 2030; por si fuera poco, es una enfermedad altamente comorbidad, pues hasta un 59% de los pacientes tendrán un trastorno de ansiedad asociado, y el 24% un trastorno por consumo de sustancias. El impacto de estos números va mucho más allá de lo estrictamente clínico, pues se estima que a pesar de los 38 millones de euros que se invierten en la UE para tratarla (costos directos), 1 de cada 10 empleados a faltado al trabajo por depresión, con un promedio de 36 días de ausencia por episodio, suscitando un costo a los empleadores de 54 millones de euros (37 millones en EUA y 7,5 millones en Australia). Algunos estudios demuestran que un incremento en la productividad en el trabajo puede compensar los costos de tratamiento de la depresión en un 45-98 %. Sin embargo, solo el 50% de los pacientes deprimidos recibe tratamiento, a lo que se suma que, con las intervenciones actuales, 1 de cada 2 de estos no responde bien al mismo, por lo que, a mediano y largo plazo, van a tener una menor calidad de vida, funcionalidad y productividad, con menor probabilidad de ser contratados, generando mayor costo en cuidados médicos y programas sociales. Ante este panorama se hace necesario invertir en la concientización pública, en la capacitación médica, en mejorar el acceso a los servicios de salud, así como la inversión en intervenciones tempranas, planteando como objetivos principales la optimización de la calidad de vida y el funcionamiento de los pacientes.   American Psychiatric Association. Diagnostic and Statistical Manual of Mental Health Disorders. Quinta edición. Washington, DC: American Psychiatric Association; 2013  
    Jun 04, 2019 3081
  • 27 Feb 2018
    La investigación llevada a cabo en las últimas dos décadas ha revelado que el duelo, un fenómeno común experimentado por muchas personas después de la pérdida de un ser querido, es raramente experimentada como una progresión estable de una alta intensidad a su eventual resolución. En lugar de esta forma “tradicional”, cuatro distintas trayectorias han sido descritas por datos empíricos: resiliencia, duelo cronificado, deprimido-resuelto y depresión crónica. Además, un pequeño número de personas nunca integra la pérdida a su vida, y continúa experimentando severa disfunción en su vida diaria por muchos años después del evento que genera la misma, un fenómeno conocido como “duelo complicado” (DC). La investigación empírica continua ayudará al entendimiento del proceso normal del duelo y al DC como un trastorno. Esta información es crucial para que los clínicos mejoren sus prácticas cuando se atiende a aquellos que han sufrido una pérdida.   Fuente. B.J. Arizmendi, M.-F. O’Connor / Australian Critical Care 28 (2015) 58–62 https://ac-els-cdn-com.pbidi.unam.mx:2443/S1036731415000065/1-s2.0-S1036731415000065-main.pdf?_tid=7c72ec84-c028-11e7-8703-00000aacb361&acdnat=1509666757_b818d239e21b92ac259884dced952988       ¿Quiere conocer más sobre este y optros temas de interés?   Le invitamos a conocer nuestro Cognición y Depresión en donde encontrará ponencias de temas cómo comorbilidad, tratamiento farmacológico y no farmacológico. si está inetresado en cusros similares, de clic aquí donde puede encontrar contenido gratuito y de pago.    
    2481 Posted by APM NET .
  • La investigación llevada a cabo en las últimas dos décadas ha revelado que el duelo, un fenómeno común experimentado por muchas personas después de la pérdida de un ser querido, es raramente experimentada como una progresión estable de una alta intensidad a su eventual resolución. En lugar de esta forma “tradicional”, cuatro distintas trayectorias han sido descritas por datos empíricos: resiliencia, duelo cronificado, deprimido-resuelto y depresión crónica. Además, un pequeño número de personas nunca integra la pérdida a su vida, y continúa experimentando severa disfunción en su vida diaria por muchos años después del evento que genera la misma, un fenómeno conocido como “duelo complicado” (DC). La investigación empírica continua ayudará al entendimiento del proceso normal del duelo y al DC como un trastorno. Esta información es crucial para que los clínicos mejoren sus prácticas cuando se atiende a aquellos que han sufrido una pérdida.   Fuente. B.J. Arizmendi, M.-F. O’Connor / Australian Critical Care 28 (2015) 58–62 https://ac-els-cdn-com.pbidi.unam.mx:2443/S1036731415000065/1-s2.0-S1036731415000065-main.pdf?_tid=7c72ec84-c028-11e7-8703-00000aacb361&acdnat=1509666757_b818d239e21b92ac259884dced952988       ¿Quiere conocer más sobre este y optros temas de interés?   Le invitamos a conocer nuestro Cognición y Depresión en donde encontrará ponencias de temas cómo comorbilidad, tratamiento farmacológico y no farmacológico. si está inetresado en cusros similares, de clic aquí donde puede encontrar contenido gratuito y de pago.    
    Feb 27, 2018 2481
  • 09 Apr 2018
    A a luz de la evidencia actual que con tanta contundencia (no exenta de polémica por supuesto) nos ha puesto de manifiesto el riesgo a la salud de las próximas generaciones, a través de la epigenética, cabe preguntarse qué hacer para mitigar tal impacto. En una época de desastres naturales, guerras frecuentes, violencia asociada a la actividad ilegal, principalmente el narcotráfico, el alcance de sus consecuencias en cada persona del planeta ha alcanzado un potencial nunca antes visto, y de hecho, muchos teóricos hipotetizan que esta pueda ser una de las razones por las que los niños de ahora acumulan una prevalencia mucho más alta de padecimientos en salud mental; ¿serán entonces nuestros hijos, nuestros nietos, quienes lleven en un futuro próximo la mayor carga histórica de enfermedad, incluida la mental? A pesar de todo lo citado, ha de tenerse en cuenta que los fenómenos resilientes, la alimentación apropiada y los hábitos de vida saludable también tienen una influencia (para este caso positiva) en el proceso epigenético, y por ello es que muchas líneas académicas sostienen que genética, o ADN, no es destino; muchas de estas actividades no deben ser solo llevadas por las generaciones del presente, también deben ser fomentadas en las del futuro, y día a día se nos hace más clara la responsabilidad que se suscita ante la necesidad de dejar un ambiente adecuado, siendo parte de la misma, dejar humanos sanos y conscientes, consecuentes. Para ello quizá deberíamos empezar con el ejemplo.   Artículo de discusión: N.C. RODNEY AND C.J. MULLIGAN. BIOCULTURAL STUDY OF STRESS AND HEALTH IN THE DRC. American Journal of Physical Anthropology. 155:200-209 (2014). Link: https://s3.amazonaws.com/objects.readcube.com/articles/downloaded/wiley/f4943c61613ca51d2d744502def557dd1b4e60edde37bd37190ddcf60084db30.pdf?X-Amz-Algorithm=AWS4-HMAC-SHA256&X-Amz-Credential=AKIAIS5LBPCM5JPOCDGQ%2F20171201%2Fus-east-1%2Fs3%2Faws4_request&X-Amz-Date=20171201T030731Z&X-Amz-Expires=161548&X-Amz-SignedHeaders=host&X-Amz-Signature=39be5aec54776873069edd345598ed0ea8db6b6b3d24de710ed51b25a29f9603
    2211 Posted by APM NET .
  • A a luz de la evidencia actual que con tanta contundencia (no exenta de polémica por supuesto) nos ha puesto de manifiesto el riesgo a la salud de las próximas generaciones, a través de la epigenética, cabe preguntarse qué hacer para mitigar tal impacto. En una época de desastres naturales, guerras frecuentes, violencia asociada a la actividad ilegal, principalmente el narcotráfico, el alcance de sus consecuencias en cada persona del planeta ha alcanzado un potencial nunca antes visto, y de hecho, muchos teóricos hipotetizan que esta pueda ser una de las razones por las que los niños de ahora acumulan una prevalencia mucho más alta de padecimientos en salud mental; ¿serán entonces nuestros hijos, nuestros nietos, quienes lleven en un futuro próximo la mayor carga histórica de enfermedad, incluida la mental? A pesar de todo lo citado, ha de tenerse en cuenta que los fenómenos resilientes, la alimentación apropiada y los hábitos de vida saludable también tienen una influencia (para este caso positiva) en el proceso epigenético, y por ello es que muchas líneas académicas sostienen que genética, o ADN, no es destino; muchas de estas actividades no deben ser solo llevadas por las generaciones del presente, también deben ser fomentadas en las del futuro, y día a día se nos hace más clara la responsabilidad que se suscita ante la necesidad de dejar un ambiente adecuado, siendo parte de la misma, dejar humanos sanos y conscientes, consecuentes. Para ello quizá deberíamos empezar con el ejemplo.   Artículo de discusión: N.C. RODNEY AND C.J. MULLIGAN. BIOCULTURAL STUDY OF STRESS AND HEALTH IN THE DRC. American Journal of Physical Anthropology. 155:200-209 (2014). Link: https://s3.amazonaws.com/objects.readcube.com/articles/downloaded/wiley/f4943c61613ca51d2d744502def557dd1b4e60edde37bd37190ddcf60084db30.pdf?X-Amz-Algorithm=AWS4-HMAC-SHA256&X-Amz-Credential=AKIAIS5LBPCM5JPOCDGQ%2F20171201%2Fus-east-1%2Fs3%2Faws4_request&X-Amz-Date=20171201T030731Z&X-Amz-Expires=161548&X-Amz-SignedHeaders=host&X-Amz-Signature=39be5aec54776873069edd345598ed0ea8db6b6b3d24de710ed51b25a29f9603
    Apr 09, 2018 2211
  • 02 Mar 2018
    Enfermedades mentales como la depresión, la ansiedad y el trastorno bipolar representan una proporción significativa de la discapacidad global con una importante carga social, económica y de salud. Actualmente el tratamiento está dominado por la farmacoterapia, como los antidepresivos, así como la psicoterapia y terapia cognitiva conductual; sin embargo, tales tratamientos evitan menos de la mitad de la carga de la enfermedad, lo que sugiere que se necesitan estrategias adicionales para prevenir y tratar los trastornos mentales. Actualmente hay datos mecanísticos, observacionales e intervencionistas consistentes para sugerir que la calidad de la dieta puede ser un factor de riesgo modificable en la enfermedad mental. Esta revisión proporciona una visión general del campo de la psiquiatría nutricional.   Fuente: Wolfgang Marx et. Proceedings of the Nutrition Society (2017), 76, 427–436. Psiquiatría nutricional: El estado actual de la evidencia. https://www.cambridge.org/core/journals/proceedings-of-the-nutrition-society/article/nutritional-psychiatry-the-present-state-of-the-evidence/88924C819D21E3139FBC48D4D9DF0C08  
    1949 Posted by APM NET .
  • Enfermedades mentales como la depresión, la ansiedad y el trastorno bipolar representan una proporción significativa de la discapacidad global con una importante carga social, económica y de salud. Actualmente el tratamiento está dominado por la farmacoterapia, como los antidepresivos, así como la psicoterapia y terapia cognitiva conductual; sin embargo, tales tratamientos evitan menos de la mitad de la carga de la enfermedad, lo que sugiere que se necesitan estrategias adicionales para prevenir y tratar los trastornos mentales. Actualmente hay datos mecanísticos, observacionales e intervencionistas consistentes para sugerir que la calidad de la dieta puede ser un factor de riesgo modificable en la enfermedad mental. Esta revisión proporciona una visión general del campo de la psiquiatría nutricional.   Fuente: Wolfgang Marx et. Proceedings of the Nutrition Society (2017), 76, 427–436. Psiquiatría nutricional: El estado actual de la evidencia. https://www.cambridge.org/core/journals/proceedings-of-the-nutrition-society/article/nutritional-psychiatry-the-present-state-of-the-evidence/88924C819D21E3139FBC48D4D9DF0C08  
    Mar 02, 2018 1949